Este post con tres preguntas explica cómo la comunicación interna ayuda a gestionar el cambio. Primero es el cambio y después la transformación

 

Apostar por el cambio

La comunicación interna primero ayuda al cambio y después a la transformación digital. Es decir, primero se adapta a los cambios que se producen en el entorno y después promueve la transformación de los negocios apostando por la cultura digital y en el propósito corporativo..

El teletrabajo, la flexibilización, la digitalización y el cambio de hábitos de la sociedad a partir de la COVID-19, son algunas de la razones que están motivando a muchas empresas a reinventarse y apostar por un cambio cultural.

Sin embargo, los cambios pueden fracasar porque generan resistencias y miedos en algunos colaboradores. Para contrarestarlos podemos apoyarnos en los líderes y en la comunicación interna.

Tres preguntas básicas sobre comunicación y cambio

1. ¿Por qué es importante elaborar un plan de comunicación interna ante una situación de cambio?

Porque el cambio que comenzó obligado, seguirá.

La pandemia global de la COVID-19 cambió de forma radical la dinámica de las empresas; muchas se encontraron ante el dilema de reducir sus plantillas o cerrar negocios. De igual forma, las que optaron por teletrabajar y conciliar están acelerando su digitalización.

Y los cambios seguirán, la transformación digital avanza imparable y para mantener la competitividad, los negocios necesitarán sumarse a las transformaciones culturales.

Por tal motivo, para fortalecer el cambio se necesita de un plan de comunicación interna con el fin de:

 

2. ¿Cuál es el contenido del plan de comunicación en un proceso de cambio?

El plan de comunicación interna, adaptado desde la propuesta de KOTTER, comprende 3 etapas:

Etapa 1: crear un clima de cambio

 

Etapa 2: crear compromiso de cambio

 

Etapa 3: sostener el cambio

 

3. ¿Cuál es el ingrediente básico para que la gestión del cambio tenga aceptación?

El compromiso y el apoyo de todo tipo de líderes. Por ejemplo:

 

Todos ellos pueden contribuir a difundir mensajes de cohesión ante las nuevas políticas de cambio.

Conclusión

La gestión del cambio es una labor compleja que demanda método y ajustes permanentes, y la comunicación interna es clave para cohesionar personas, asi como para lanzar a cada audiencia el mensaje correcto.

Deja un comentario