Este post aborda 6 retos que podrían mejorar la productividad de la empresa si se implanta un área de comunicación interna.

Productividad y comunicación interna

Un colaborador no es más productivo por pasar más de 8 horas en su puesto de trabajo, ni por tener un record de asistencia, tampoco lo es, si realiza de forma mecánica las funciones de su puesto, sin aportar nuevas ideas, estando ajeno a los objetivos del negocio.

Está demostrado que la cultura del presentismo no es sinónimo de productividad y que ésta no se mejora bajando salarios ni bloqueando el acceso a redes sociales, 

¿Cómo mejorar la productividad de una empresa?

La productividad mejora cuando los líderes de área son referentes y gestionan bien su tiempo; empoderan a sus equipos en los objetivos y visión empresarial y además, crean espacios para el diálogo.

La productividad también se optimiza cuando estos líderes revisan los objetivos de las personas a su cargo, analizan y comprenden el porqué de los resultados y  promueven soluciones personalizadas a las carencias detectadas.

La productividad en la empresa es un tema complejo que necesita estudio personalizado y requiere una serie de medidas conjuntas y alienadas.

Creo que la mejora de la productividad pasa por una buena estrategia por parte de RRHH y se refuerza con a través de acciones y programas de comunicación interna.

6 retos para empezar a trabajar en comunicación interna

Si el gran desafío de la empresa española es mejorar la productividad: ¿por qué no probar con un implantar un área de comunicación interna? Ésta área podría elevar la productividad si asume 6 retos:

  1. Gestionar la comunicación interna de forma estratégica.
  2. Apoyar los proyectos de mejorar del liderazgo.
  3. Comunicar desde un plan de comunicación.
  4. Promover una cultura innovadora.
  5. Apoyar la construcción de una empresa colaborativa.
  6. Comunicar siempre en buenos y malos momentos.

Reto 1: Gestionar la comunicación interna 

La Comunicación interna  es la herramienta estratégica que gestiona el cambio y la innovación. De ahí la necesidad de dotarla de presupuesto, de un responsable experto y de asignarle funciones y retos.

Sin políticas, ni planes estratégicos de comunicación interna el personal de la empresa, probablemente, trabaje desmotivado, sin saber el por qué y el para qué, desconociendo aspectos esenciales de negocio como son: los objetivos y los valores.

Las campañas internas organizadas desde esta área pueden contribuir a mejorar la productividad, si se enfoca a combatir la cultura del presentismo, ya que un trabajador no es más productivo por permanecer más tiempo en la oficina.

Reto 2: Formar a los líderes

Para comunicar mejor hay que formar.

Optimizar el perfil de gerentes, directores y mandos medios pasa por implantar programas de formación diseñados a partir de carencias con el fin de mejorar sus competencias de: gestión de equipos, habilidad de comunicación, inteligencia emocional, gestión del compromiso, entre otras.

Reto 3: Ejecutar un plan de comunicación 

El plan estratégico de comunicación interna es la herramienta clave del comunicador, en éste se concretan los pasos, los responsables, las acciones y el calendario para alinear al personal con los objetivos del negocio

La comunicación  interna efectiva es de 360º  parte de la hipótesis que el personal es el mejor embajador del negocio y comienza dentro de la empresa. Después, se proyecta a los públicos externos aportando coherencia entre mensajes internos y externos.

Reto 4: La innovación requiere comunicación

La innovación no corresponde únicamente a I+D, sino a todo el personal, incluyendo a los máximos responsables de la empresa.

Si queremos una empresa innovadora hay que comunicar y promover una cultura innovadora, con políticas, planes y campañas internas que impliquen a la Alta Dirección

Reto 5: Construir una empresa colaborativa 

Las empresas son redes de personas, son talentos conectados. De modo que gestionar la inteligencia y la colaboración de la organización debe ser la prioridad.

Para conseguir este objetivo hay que insistir en dos aspectos coordinación y confianza.

Reto 6: Comunicar y comunicar

La comunicación interna debe ser constante desde una política.

Hay que comunicar el día a día de forma ágil, amena y constante.

¿Para qué comunicar? Por muchas razones, una de ellas para evitar rumores.

¿A través de qué medios comunicar? A través de canales oficiales, eligiendo los más adecuados según el  mensaje y la audiencia. Los medios más populares son: el manual de bienvenida,  los eventos sociales, los desayunos de trabajo y la revista digital.

¿Cuándo comunicar? Cuando la importancia de los hechos y el sentido de la oportunidad lo demande, con periodicidad.

¿Cómo comunicar? Con sentido de oportunidad y con actualidad. Apelando a la comunicación emocional, con mensajes claros, cercanos, teniendo presentes los obstáculos que limitan el proceso de comunicación.

Organizando y catalogando la información en: necesaria, importante y prioritaria, sin ignorar la información económica .

Conclusión

¿Hay que ser más productivos? Sin duda. Y ante tanta distracción digital y desmotivación, creo que la mejor opción son los programas de formación y los proyectos de comunicación interna digital que parten de la escucha interna de los colaboradores del negocio.

Una respuesta

Deja un comentario